Abren espacio de turismo extremo con inclusión en San Bernardino

Un circuito de 400 metros de pura adrenalina de turismo extremo recorrieron ayer personas con discapacidad, en el patio de un conocido hotel de San Bernardino.

Estudiantes organizaron el evento, como proyecto de tesis de grado de la carrera de Marketing de la Universidad Católica, con el objetivo de generar espacios de turismo inclusivo en el país.

Entre gritos, chistes y también miedo, Andy Moreno Wiebe se prepara para subir al primer puente colgante del circuito de aventura extrema, instalado en el pequeño parque neo-botánico ubicado a orillas del lago Ypacaraí.

“Me cansé”, dice entre risas, para luego subir al puente hecho de maderas y cuerdas, cuyos escalones tambalean con cada paso.

Luego debe pasar a otro puente colgante hasta llegar a la tirolesa, donde dos cuerdas metálicas lo deslizan hasta el punto final del recorrido, donde debe bajar en rapel.

El circuito pertenece a la organización Aventura Xtrema, que organizó la actividad en conjunto con los chicos de la Católica.

“Cuando estaba ingresando a la universidad tuve un accidente muy grave que me cambió totalmente la vida. En otros países vi lo que es la inclusión, pero eso me motivó más a quedarme en mi país y apoyar actividades como esta, que son muy pocas todavía en nuestro país”, reflexiona Andy, luego de bajar en rapel.

la experiencia. Ingrid Ortega y Teo Urbieta abogaron por más oportunidades de turismo inclusivo en el territorio nacional.

“Nos quedamos mucho en la ignorancia, no sabemos cómo tratar o acercarnos a las personas con discapacidad. Esas cosas deben cambiar”, dice Macarena Mayor, una de las estudiantes organizadoras.

La joven también forma parte del staff de Aventura Xtrema. Desde la empresa, aseguran que desean que todas las personas superen sus miedos y se atrevan a nuevas aventuras.

Opinión
“La sociedad nos pone los límites”
“Creo que es importante demostrar que no hay límites, la sociedad pone los límites, que lo único que necesitamos son oportunidades. Alguna vez escuché que en algunas partes del mundo se hacía esto, pero nunca me imaginé que en Paraguay podría hacer algo así, realmente la experiencia fue increíble . Me encanta que se generen espacios así para las personas con discapacidad”. Teo Urbieta, turista.FUENTE: DIARIO ULTIMA HORA