Allanan el Indert por un presunto pedido de coima de US$ 20.000

El fiscal anticorrupción Leonardi Guerrero realiza un allanamiento en las oficinas del Indert, en el marco de las investigaciones sobre un supuesto pedido de coima de US$ 20.000, que involucra al exgerente de Créditos de la institución Car­los Soler y al director en la Región Occidental, Enri­que Gómez de la Fuente. Las investigaciones se iniciaron hace un mes y hay audios de conversaciones intervenidas con aprobación fiscal.

El fiscal Leonardi Guerrero explicó que se incautaron dos expedientes administrativos sobre la adjudicación de inmuebles en el Chaco. Sobre ese proceso, ingresó a la Fiscalía de Delitos Económicos una denuncia por la posible comisión de cohecho pasivo agravado y la pesquisa ya se inició hace 22 días.

En este allanamiento incautaron todos los documentos sobre el proceso de adjudicación y las resoluciones posteriores con las cuales se dejaron sin efecto. Según Guerrero, la denuncia habla de un pedido de coima de US$ 20.000.

El exgerente de Créditos Carlos Soler se encargaba de dirigir el departamento en el cual ingresó este proceso de adjudicación, por lo cual es el primer implicado en el hecho. Asimismo, fueron incautados los celulares del director del Chaco, Enrique Gómez de la Fuente.

La Fiscalía, bajo autorización judicial, realizó un monitoreo de las conversaciones y tiene varios audios que implicarían a ambos funcionarios.

Soler fue destituido hace apenas una semana del Indert, según confirmó el titular Horacio Torres. Este aseguró que decidió separarlo de su cargo porque recibió numerosas denuncias de que su funcionario solicitaba coimas para acelerar trámites.

Tras el procedimiento fiscal, Torres aseguró que puso a disposición de la Fiscalía todos los documentos e incluso también está dispuesto a que su celular sea sometido a peritaje para comprobar que él no tiene nada que ver con estos hechos de corrupción.

El fiscal también reiteró que ya recibió el documento oficial en el cual se confirma que Soler no pertenece al Indert desde el martes 24 de setiembre, cuando se “deja sin efecto el cumplimiento de sus funciones”.

En la orden de allanamiento se detalla que el 13 de agosto fue presentada la denuncia ante el Ministerio Público por parte de Albino Méndez, quien aseguró que funcionarios del Indert le solicitaron una compensación económica para revocar la adjudicación de un inmueble de su hija, Natalia Méndez Acevedo. El predio en litigio está ubicado en Parapití, Colonia Ñande Mba’e de Mariscal Estigarribia, departamento de Boquerón. Según el denunciante, los trámites no tienen “objeción legal” porque se ciñen a las exigencias del estatuto agrario.

Soler ingresó al Indert ya durante la administración de Justo Cárdenas. Ayer presentó ante la Fiscalía una denuncia por supuesto cohecho pasivo agravado, tráfico de influencias y soborno en la mencionada institución contra personas innominadas. Según el exgerente, este caso solo involucraría al director de la Región Occidental, Enrique Gómez de la Fuente.

Lea más: Denuncias sobre corrupción en Indert afectan a la actual y anterior gestión

Sin embargo, con el allanamiento fiscal de esta mañana se demuestra que la Fiscalía también sospecha que Soler está involucrado en el pedido de coimas para otorgar la adjudicación del mencionado lote del Chaco.

Agentes de la Fiscalía, buscando esta mañana los expedientes en las oficinas del Indert.

FUENTE: DIARIO ABC COLOR