Los niños piden limosnas bajo la dirección de adultos en la frontera

Las autoridades de la municipalidad del Brasil pidieron en la última semana que se investigue a los responsables de la explotación de los niños paraguayos en la ciudad de Foz de Iguazú.

Niños desde 4 meses hasta 13 años, de pueblos originarios, deambulan por las calles de las ciudades fronterizas del Paraguay y el Brasil pidiendo limosnas o vendiendo caramelos, bajo dirección de un adulto. También hay sospechas de explotación sexual.

Los hijos de familias no indígenas también se convierten en trabajadores de calle y los casos aumentan durante las vacaciones de verano en Ciudad del Este, señalan. Las autoridades de la municipalidad del Brasil pidieron en la última semana que se investigue a los responsables de la explotación de los niños paraguayos en la ciudad de Foz de Iguazú, donde abordaron a 40 niños acompañados de adultos.

En ambas ciudades fronterizas del Paraguay y el Brasil se registra la misma problemática social, que podría incluso encuadrarse en hechos delictivos con persecución penal pública, como la trata de personas. Sin embargo, las autoridades de ambos países tropiezan con la falta de un protocolo aprobado para las intervenciones, para brindar protección a los niños.

La reactivación del Comité de Frontera en el Mercado Común del Sur brindaría respaldo legal a cualquier esfuerzo trasnacional para ayudar a los niños que estarían incluso, en el caso de Foz de Iguazú, siendo víctimas de un esquema de explotación manejada por adultos, según revelaron los funcionarios de la Secretaría de Asistencia Social y de Guardia Municipal de Foz de Iguazú al consulado paraguayo en dicha ciudad.

Los funcionarios tienen datos de dos años de abordaje a los menores y adultos que lo acompañan, incluso identificaron vehículos que estarían siendo utilizados por el esquema, pero la información será entregada una vez formalizado el protocolo de actuaciones, como denuncia ante la Policía Federal del Brasil y la Policía Nacional del Paraguay, según lo revelado por Elías de Souza Oliveira a los medios del vecino país.

En el Brasil ya se instaló una mesa de trabajo entre funcionarios de la Secretaría de Asistencia Social, Secretaría Municipal de Seguridad Pública, Secretaría de Gestión de Sistema Único de Asistencia Social y autoridades del Consejo Tutelar del Menor, con el Consulado General de la República del Paraguay en Foz de Iguazú, a cargo de Jorge Coscia, de acuerdo a una nota remitida por el diplomático a la Codeni, a la que tuvimos acceso.

“En Ciudad del Este se observa hasta 14 niños por día en las últimas semanas, desde bebé de 4 meses hasta niños de 13 años”, afirmó Liz Cardozo, directora regional del Ministerio de la Niñez y Adolescencia. Además, están los niños que no son de pueblos originarios que acompañan a sus padres a colectar objetos reciclables en el microcentro de Ciudad del Este, una vez terminado el movimiento comercial.

Tras las publicaciones del diario    Última Hora, autoridades del Ministerio Público, del Instituto Nacional del Indígena y el Minna iniciaron los contactos para conformar una mesa de trabajo, en espera de la denuncia formal de las autoridades del Brasil, quienes son los que tienen datos más concretos sobre la explotación infantil, como presunto caso de trata. Cada institución tiene una dirección o departamento especializado para los casos de trata de personas y la protección y defensa de los derechos del niño.

Fuente: Última Hora.