Policías brasileños invaden territorio paraguayo y disparan contra bomberos

Carlos González Airaldi, director de seguridad del Paraná Country Club, narró cómo policías brasileños abrieron fuego contra la lancha en que estaba junto con bomberos que combatían el incendio registrado en el lugar. Analiza presentar una denuncia vía Cancillería.

En contacto con ABC Cardinal expuso que, como las llamas eran prácticamente incontrolables desde arriba, los bomberos solicitaron ayuda al Paraná Country Club para utilizar una embarcación y combatir el incendio desde el río, a lo que accedieron.

Lea más: Hubo incendio en reserva del Paraná Country Club

Contó que en la nave estaban al menos diez personas, entre personal del barrio cerrado y bomberos voluntarios. “Ya entrada la noche, se acercó una lancha a nosotros y sin siquiera mediar palabra comenzaron a disparar de forma intimidatoria hacia el agua”, relató. Sin embargo, una de las balas rebotó en el agua y pasó cerca de los bomberos, expuso. Supuestamente, los confundieron con contrabandistas.

Dijo que aproximadamente desde las 15:00 se encontraban en idas y venidas en el río por la cuestión del incendio, por lo que le resulta imposible que no hayan notado el trabajo que estaban haciendo. Comentó que tras el incidente se comunicaron con el responsable de la Marina y este le contó que existe un convenio de lucha contra el contrabando que permite a fuerzas de ambos países cruzar la frontera en caso de ver a personas cometiendo ilícitos, pero solo cuando hay una embarcación en movimiento, no cuando está atracada, y la que utilizaban con los bomberos estaba anclada en el momento del incidente. “Recién cuando alzamos las manos, se identificaron y nos dijeron que teníamos que avisar lo que estábamos haciendo”, acotó.

Si bien reconoce que es una zona sensible de contrabando, los agentes brasileños invadieron territorio paraguayo ante una embarcación quieta. Además, ni siquiera contaban con mercaderías o bultos que hagan suponer que estaban en actitud sospechosa. “Nos dispararon a 50 metros de la vera del río. Les gritamos que éramos bomberos”, contó.

Consideró el hecho como “un error muy grande” y sostuvo que están analizando hacer una denuncia vía Cancillería. “Había bastante claridad, la luna estaba llena y, a pesar del humo, se veía perfectamente a la gente. Fue un mal proceder de esta gente. Queríamos ayudar para apagar el fuego y casi fuimos asesinados”, finalizó.FUENTE: DIARIO ABC COLOR