Villamayor defiende actuación policial en penal de Itapúa

Juan Ernesto Villamayor, ministro del Interior, defendió el proceder policial ayer en la toma de rehén por parte de tres presos del PCC en la penitenciaría de Cambyretá, Itapúa. Aseguró que los criminales sabían que no lograrían escapar.

Ante las críticas por el tiempo que tomó ponerle fin al episodio, Villamayor dijo a ABC Cardinal que hay un protocolo general para estos casos, que establece un uso “racional” de la fuerza, a lo que se debe sumar que la Policía del departamento estaba dividida, ya que ese día el presidente Mario Abdo Benítez estuvo de gira por la zona, lo que obligó al uso de muchos recursos policiales. “Es absolutamente imposible cubrir todo el territorio”, exclamó.

Lea más: Tres presos causaron zozobra en el sur

Sostuvo que se rodeó por completo la zona donde estaban los presos con el rehén, con lo que se logró neutralizar la situación y fue entonces que se procedió a rescatar al rehén con vida. Dijo que pudieron haber tardado 13 horas en la negociación, pero el rehén fue liberado y los criminales volvieron a la cárcel, por lo que felicitó a todo el personal policial involucrado.

“Estos señores (miembros del PCC) sabían que, o terminaban en la cárcel o terminaban muertos”, sostuvo, por ello solicitaron la presencia de los medios, para llegar vivos de nuevo a la cárcel.

Ante la crítica por la falta de un uso de fuerza más determinante por parte de los uniformados, Villamayor afirmó que si procedían a matar a los delincuentes como se exigía, hoy los agentes estarían procesados. “Yo tengo la misma cantidad de policías procesados que el PCC. ¿O pensás que no íbamos a ser imputados por uso abusivo de la fuerza?”, cuestionó.

Viceministra estaba de viaje

Mientras se desataban los incidentes en el recinto penitenciario, la viceministra de Política Criminal, María Alejandra Peralta, se encontraba en Brasil, según reconoció en contacto con ABC Cardinal. Afirmó que recorría una prisión de máxima seguridad en Cascavel, pero al enterarse de lo sucedido regresó inmediatamente a Paraguay.

Expuso que hay dos frentes distintos a seguir con las personas privadas de su libertad: la reinserción y rehabilitación de los adictos y, por otro lado, la cuestión de la seguridad con respecto a miembros de organizaciones criminales.

“Hace tres semanas, la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios está a cargo del viceministerio (de Política Criminal), ciertamente las 18 penitenciarías están a mi cargo. Con las herramientas que tengo, estoy conversando con directores, jefes de seguridad, se imparten cursos de seguridad para guardias, estoy visitando los pabellones, hablando con las personas. Fui duramente criticada por la prensa. En algunos momentos hay que sentarte a cantar con ellos, a llorar con ellos. No todos son del PCC. Hacen cosas maravillosas en las cárceles”, manifestó.

Reconoció que el problema en las prisiones, sobre todo con presos como los del PCC, no es algo que pueda resolverse con una cuestión determinada, sino con elementos encadenados.FUENTE: DIARIO ABC COLOR